¿COPA MENSTRUAL, TE ATREVERÍAS A USARLA?


¿Usas la copa menstrual? ¿Te has planteado utilizarla alguna vez? Tal vez ni siquiera lo hayas considerado, pero ¿qué sabés acerca de ella? Últimamente todo el mundo habla de ella...


¿Sabés que cada año se tiran alrededor de 94.500.000.000 tampones y compresas en todo el mundo?

 

El debate sobre los productos de higiene íntima femenina ha vuelto al primer plano de la actualidad, primero por su alto coste para las mujeres  y segundo por su impacto negativo sobre el medio ambiente. Por ello, cada vez son más las defensoras de un nuevo método ecológico y barato para acabar con los problemas asociados a la menstruación: la copa menstrual.

 

¿Has oído hablar de ella?

¿Cómo se usa?

La copa menstrual es un recipiente de silicona hipoalergénica que se inserta en la vagina durante los días de regla para depositar el flujo. Es flexible, por lo que una vez insertada, se abre completamente hasta conseguir su sellado a las paredes vaginales y así evitar pérdidas. Para extraerla, cuando esté llena, se debe apretar levemente la copa con el dedo hasta romper el vacío provocado por el sellado y tirar suavemente del tallo que tiene en el extremo inferior. No es necesario retirarla para ir al baño, aunque sí para mantener relaciones sexuales.

 

Puede utilizarse durante 12 horas seguidas, incluso de noche.

Es ideal para hacer deporte, viajar o practicar actividades donde no haya posibilidad de cambio de compresas o tampones.

 

Características

El mercado ofrece distintas tallas del producto. Los factores a considerar para seleccionar la talla adecuada son la anatomía del canal vaginal, si se ha tendido un parto vaginal, la tonicidad de los músculos del suelo pélvico y la cantidad de flujo menstrual.

 

Entre las opciones de copas, se encuentran las que están hechas de silicón extrasuave o de plástico médico. Sus dimensiones son de 4 cm de diámetro y 5 cm de largo.

 

Algunas de las marcas comerciales que se pueden adquirir en Costa Rica son Femmecup y Lunacup.

 

Mientras que la primera tiene una talla exclusiva, la segunda se ofrece en tres diferentes dimensiones. La pequeña es para adolescentes, la mediana para mujeres sin hijos o menores de 35 años, y la grande para madres o mayores de 35 años.

 

 

Ventajas

Así, éstas son las ventajas de la copa menstrual, según las mujeres que la utilizan:

  1. Es más cómoda, pues se adapta perfectamente al cuerpo femenino.
  2. No necesitás estar pendiente de llevar compresas o tampones en el bolso.
  3. Podés ponértela previamente a la llegada de la regla, para estar preparada.
  4. Supone un gran ahorro económico, pues la misma copa menstrual se utiliza unos 10 años.
  5.  El precio medio de la copa menstrual ronda entre los ¢18.000 y los  ¢23.000, cuánto te ahorraría?  ¡sólo tenés que hacer la cuenta!
  6. No hay escapes de flujo menstrual ni olores hacia el exterior.

Las defensoras de la copa menstrual aseguran que es la solución definitiva para lidiar con la regla, ya que permite ahorrar mucho dinero (es reutilizable durante unos 10 años si se limpia y se esteriliza correctamente después de cada uso) y además, resulta mucho más cómoda que los tampones o las compresas.

 

Haciendo un cálculo aproximado, en un solo periodo una mujer podría usar hasta cuatro toallas diarias durante unos cinco días al mes. Al año estaría utilizando entonces un aproximado de 240 toallas que finalmente terminarán en el basurero. Esto debe multiplicarse por la cantidad de años en que una mujer requiera el uso de métodos de higiene femenina... La cifra es alta.

 

Fuente 1 2

 

Te recomendamos:

Escribir comentario

Comentarios: 0