10 AÑOS DE ANOREXIA SUPERADA | NUNCA MÁS!


"He odiado mi cuerpo. Lo he matado de hambre, lo he herido, le he hecho un daño desmedido".


Lleva diez años luchando contra la anorexia y desde hace uno ha empezado a ver la luz. Connie Inglis, una joven de Leeds (Reino Unido), se ha hecho popular por unas fotografías en las que muestra cómo está consiguiendo superar el trastorno alimenticio que le ha obligado a estar hasta tres veces ingresada.

 

Cuando tenía 11 años inició un proceso de anorexia que la tuvo años sometida a pérdidas de peso radicales. Tuvo que ser ingresada hasta en tres ocasiones debido a su extrema delgadez. En su cuenta de Instagram cuenta cómo fue su sufrimiento: “me he atormentado a mí misma mental y físicamente. Me decía a mí misma que era horrible, y que no merecía la felicidad. He odiado mi cuerpo. Lo he matado de hambre, lo he herido, le he hecho un daño desmedido”.

 

Hace menos de un año fue dada de alta por última vez, y decidió abrir su cuenta de Instagram, que está dando la vuelta al mundo. Tras un año de lucha y más de 10 con la enfermedad, ahora goza de un cuerpo sano del que se siente muy orgullosa, y casi 45 mil seguidores. “Después de 10 años finalmente decidí amar a mi familia y a mis amigos más que a mi enfermedad”, cuenta, con valentía.

El cambio físico de Inglis en los últimos 12 meses es espectacularmente positivo y con él quiere dar el mensaje de que se puede salir de la anorexia. Ella lo está consiguiendo.

 

La joven ha usado dos imágenes suyas, una actual y otra de hace un año (totalmente esquelética), para ilustrar que está en la buena senda para salir de la anorexia. Cayó en sus garras hace una década y ha pasado por tres ingresos hospitalarios, explica la joven en el Daily Mail , y fue a partir del último cuando se dio cuenta que no podía seguir así. “Me había rendido. Mi desorden alimenticio había tomado el control y quería morir”, ha relatado.

Su peso tocó fondo en diciembre de 2015 por lo que tuvo que ser hospitalizada y alimentada por sonda. Tras unos meses muy duros, a finales de mayo de 2016 recibió el alta y desde entonces asesora a otras chicas que están en su misma situación.

 

Además muestra en las redes sociales su espectacular mejoría física sin complejos. La imagen del antes y el después de hace un año es impactante.

 

Connie confiesa que aún tiene pensamientos negativos, pero que sigue luchando para mantenerlos a raya. Ha encontrado el apoyo de su familia y su pareja, algo que considera fundamental.

 

Y a la vez que se recupera, trabaja para difundir el mensaje que se puede salir de la anorexia -a pesar de que cueste mucho trabajo- y de que es necesario quererse a una misma sin anhelar un cuerpo perfecto. Ella es uno de los ejemplos más claros.

 

Parte de su lbor con los jóvenes, es enseñarles como hay fotos que cambian sin necesidad de photoshop, muestra como posar en distintos ángulos.

Fuente 1 2

Escribir comentario

Comentarios: 0