NUEVO MÉTODO ANTICONCEPTIVO MASCULINO


Una opción menos invasiva, que puede llegar a ser igual de efectiva y accesible


Actualmente las mujeres cuentan con varias opciones de control de la natalidad, mientras que el abanico para los hombres apenas evolucionó en décadas. A pesar de los esfuerzos de la industria farmacéutica, los proyectos para ampliar el universo anticonceptivo masculino quedaron en intentos frustrados, limitándose al preservativo y a la vasectomía, un tratamiento que obliga a pasar por el quirófano.

 

Sin embargo, en el horizonte parece asomar una nueva opción. Un gel inyectable que se administró a monos resultó eficaz para prevenir embarazos en esos animales. El descubrimiento podría llegar a aportar una solución, potencialmente reversible, para los hombres que quieran evitar la vasectomía.

 

La vasectomía consiste, mediante una intervención quirúrgica, en la sección y ligadura de los conductos deferentes por donde transitan los espermatozoides, para impedir que vayan a mezclarse con el líquido que se eyacula durante el acto sexual. Se trata de un método de planificación familiar en principio irreversible.

La nueva alternativa es un gel de polímeros, llamado Vasalgel, se inyecta en los conductos deferentes, los vasos por donde circulan los espermatozoides generados en los testículos. El gel rellena la cavidad interna formando una barrera interna que impide la circulación de los espermatozoides. Lo hace sin tener que cortar los conductos, como se hace en la vasectomía.

 

El producto demostró resultados prometedores en los conejos y, ahora, también en los monos macacos rhesus, más próximos a los humanos. Durante el proceso, dieciséis monos machos adultos fueron tratados mediante la inyección de ese gel en los conductos deferentes.

 

"Los machos tratados no tuvieron ninguna concepción desde las inyecciones del Vasagel", constataron los investigadores en la revista especializada Basic and Clinical Andrology.

 

Reversibilidad del método

En cuanto a la reversibilidad del método, los fabricantes aseguraron que se puede eliminar con una simple solución líquida de bicarbonato sódico que disuelve el gel. Pero hasta el momento, esto solo se ensayó en ratones y todavía no en los monos.

 

Se está preparando un ensayo clínico del gel para los hombres para el año que viene, según indicó la Fundación Parsemus, un organismo sin ánimo lucrativo que financia el desarrollo de este producto.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0