TROMBOSIS, IDENTIFICACIÓN Y PREVENCIÓN


La trombosis es responsable de una de cuatro muertes en el mundo, conocer los factores de riesgo y síntomas es de suma importancia para evitar confundirla con otras patologías.


¿Qué es trombosis?

Concretamente, una trombosis es un coágulo de sangre que se forma dentro de un vaso sanguíneo y causa una obstrucción que impide el normal flujo de la sangre a través del sistema circulatorio.

 

Las trombosis son responsables de una de cada cuatro muertes en el mundo; ya que los coágulos en las venas y/o arterias están detrás de las tres principales causas de muerte cardiovascular: infarto de miocardio, accidente cerebrovascular (AVC) y trombosis venosa (TEV).

 

Dependiendo de si ocurre en una arteria o una vena, puede significar desde riesgo de vida hasta riesgo de perder un órgano, o un riesgo menor pero que requiere anticoagulación y probablemente cirugía de inmediato. Ante cualquier mínima sospecha de trombosis se debe ir al hospital porque cada segundo puede salvar o comprometer la vida.

 

Tipos de trombosis

Las dos clasificaciones amplias son trombosis venosa y trombosis arterial, dependiendo de si el coágulo fue desarrollado en una arteria o una vena. Dentro de estas categorías, hay varios subtipos de la trombosis.

 

Los factores que aumentan el riesgo de trombosis son los siguientes:

  • Edad
  • Tabaquismo
  • Obesidad
  • Aumento de los niveles de estrógeno (debido a la anticoncepción o terapia de reemplazo hormonal por vía oral)
  • Sedentarismo grave
  • Coagulación anormal (hipercoagulabilidad)
  • Daño en la pared de las venas
  • Cirugías (especialmente la cirugía ortopédica de rodilla)
  • Cáncer
  • Herencia
  • Embarazo
  • Enfermedad de Crohn

Síntomas tempranos

Los síntomas de una trombosis pueden confundirse con los de otras patologías, pero todas igualmente graves, así que en caso de tenerlos es urgente buscar atención médica.

  • Dolor o sensibilidad en algún miembro, comúnmente en la pierna.
  • Hinchazón, enrojecimiento o calor en los miembros.
  • Falta de aire inexplicable, respiración agitada, dolor en el pecho (cuando el coágulo migra a los pulmones)

Claves de prevención

Para prevenir una trombosis se debe tomar en cuenta.

  1. Una de ellas es evitar los factores de riesgo: algunos, como la herencia, no se pueden revertir. Pero sí se puede dejar de fumar.
  2. Evitar los anticonceptivos orales (sobre todo por tiempo prolongado y coincidiendo con el tabaquismo o con otros factores de alerta),
  3. Intentar controlar la obesidad.
  4. Averiguar si uno está en riesgo y necesita algún tipo de terapia preventiva.
  5. Recopilar información para saber si hay antecedentes familiares.
  6. Descartar la hipercoagulación.
  7. Y hacer los análisis prequirúrgicos antes de someterse a cualquier cirugía.

La última forma de prevención, pero quizás la más importante, es mantenerse activo. Quienes no hacen ningún deporte deben hacer algún ejercicio como salir a caminar.

 

También es importante no mantenerse inmóvil muchas horas, cuando se está sentado trabajando es necesario tomarse unos minutos para levantarse, estirar las piernas y caminar cada algunas horas.

Fuente 1, 2, 3.


Importante: Debe aclararse que Elemento 5 no da consejos médicos ni receta el uso de técnicas como forma de tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, Elemento 5 no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información de bienestar general para ayudar en la adquisición de conocimiento.

Escribir comentario

Comentarios: 0