ACTIVIDAD FÍSICA EN LA ETAPA INFANTIL

Por Wendy Aranda López

Educadora Física y Entrenadora personal


La importancia de la Salud física, mental y social en la etapa infantil es indiscutible, pero qué estamos haciendo nosotros para colaborar con esto en nuestras familias?


Entrar corriendo a casa después de un ajetreado día escolar, tirar el maletín en el cuarto y salir a máxima velocidad gritando “¡Mamááááá! ahorita vengo!” y de inmediato salir a la alameda del vecindario a jugar con los vecinos: la anda, escondido, "atrápame si puedes", una mejenguita, quedó, ladrones y policías.

 

Esto probablemente nos suene familiar, pero por desgracia no será así para muchos de nuestros niños en la actualidad. La tecnología, la televisión y el Internet han alejado a las nuevas generaciones de la actividad física que solíamos tener nosotros cuando eramos niños.

 


"Se ha observado que la inactividad física es el cuarto factor de riesgo en lo que respecta a la

mortalidad mundial (6% de las muertes registradas en todo el mundo). Al menos un 60% de la

población mundial no realiza la actividad física necesaria para obtener beneficios para la salud."

 

Datos de la OMS (Organización Mundial de la Salud)


Esos pequeños individuos de casa a veces tan inquietos, ¡y cómo no! si tienen muchísima energía que no liberan porque en vez de esto pasan horas frente a una pantalla táctil super cool, aprendiendo quién sabe que cosas.

 

Estos pequeños no pueden ni deben tener la responsabilidad de buscarse actividades que mejoren su salud. Aunque dichosamente hay unos que nacen con ese deseo de practicar algún deporte, que estaba por ahí en algún gen familiar, otros no tienen ni idea de lo que es pegarse una sudadita por gusto, correr tras un balón e imaginarse que está anotando un gol en un mundial, o pegarse la carrerilla de los 100 mts olímpicos con el vecino aunque fueron como 15 mts.

 

Esa adrenalina y sentimiento de competencia inexplicables, que provocan llanto y berrinches por querer ganar. Y aún cuando no se trate de una característica hereditaria común en todos, sí es algo que se deben aprender y desarrollar desde pequeños. De ahí que los padres adquieran la responsabilidad de convertirlos en futuros apasionados o al menos practicantes de deporte o de actividad física.

 

Beneficios del entrenamiento infantil

  1. Crecimiento y desarrollo saludables de sistema cardiorrespiratorio y músculo esquelético.
  2. Mejora las habilidades motoras.
  3. Equilibrio calórico, para mantener un peso saludable.
  4. Prevención de enfermedades cardiovasculares tales como la hipertensión o el elevado contenido de colesterol en la sangre.
  5. Oportunidad para desarrollar interacciones sociales, sentimientos de satisfacción personal y bienestar mental.
  6. Contribución al mejoramiento del bienestar social, autoestima y percepciones sobre la imagen corporal propia.
  7. Además, los niños y niñas con niveles de actividad física más elevados presentan asimismo más probabilidades de tener un mejor funcionamiento cognitivo.
  8. Eliminación del sedentarismo infantil.

" Motivar a los niños a permanecer activos se ha convertido en un objetivo importante para los

padres, maestros y profesionales de la salud. No cabe duda de que el ejercicio sea bueno para los

niños en edad de crecimiento y, en general, cuanto antes se comience, mejor. "

 

Paul E. Luebbers, (2003). Miembro del ACSM (Colegio americano de medicina deportiva)


Para promocionar la salud y la prevención de enfermedades debemos crear un entorno que favorezca los comportamientos positivos y un estilo de vida saludable. La presencia de factores de riesgo como el sedentarismo y/o una alimentación inadecuada durante la niñez incrementa en forma notable la probabilidad de desarrollar ciertas patologías en la vida adulta.

 

La implementación de hábitos deportivos, y por ende la mejora de la condición física, es fundamental para la prevención de enfermedades que están afectando la salud a nivel mundial.

 

Es importante destacar que el entrenamiento infantil debe estar supervisado por un profesional y estar programado según la edad, necesidades y capacidades físicas de cada individuo.

Una de las recomendaciones de la OMS es que los niños inviertan –como mínimo – 60 minutos diarios en actividades físicas de intensidad moderada a vigorosa. Si se hace por más de una hora,, se reportará un beneficio aún mayor para la salud.

 

Invierte tiempo con los pequeños de casa: salgan a caminar, andar en bici, jugar; o busca un centro de acondicionamiento físico infantil que te asesore para encontrar una actividad idónea.

 

¡A moverse, a disfrutar y a fomentar hábitos que tus hijos, sobrinos o nietos te agradecerán por siempre!

 


“...La realización de programas de actividad física debidamente supervisados, es una de las

condiciones más importantes para estimular el desarrollo óptimo de los procesos de desarrollo y

maduración en todo sentido (físico, psíquico, cognitivo y emotivo).”

 

Avery Faigembaum (2000), Miembro de la junta directiva de la NSCA y uno de los más prestigios profesionales en el campo

del ejercicio orientado a niños y adolescentes.


Wendy Aranda López

 

Educadora Física

Entrenadora personal

Ex- Boxeadora Olímpica

Entrenadora de Boxeo en Costa Rica Jiujitsu

Propietaria y diseñadora de linea deportiva: Aranda Sportswear

Cursando: Maestría en Actividad Física: Entrenamiento y Gestión Deportiva


Escribir comentario

Comentarios: 0