CCSS SUGIERE CAMBIOS EN LA DIETA DE LOS TICOS


CCSS propone cambios en alimentación de ticos para enfrentar padecimientos crónicos


La incorporación de nuevas preparaciones  de ensaladas  y aderezos, el consumo de agua, un plan semanal de comidas y la introducción del concepto del plato saludable son los cuatro elementos básicos de una propuesta que la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) está haciendo a la población, con el propósito de que modifique sus prácticas de alimentación.

 

El objetivo es claro. La institución está apostando a una estrategia de alimentación variada y natural para enfrentar las enfermedades crónicas.  La doctora María del Rocío Sáenz Madrigal, presidenta ejecutiva de la CCSS, expresó que la mala alimentación constituye un factor de riesgo de enfermedades que están dejando una estela discapacidad y muerte en la población costarricense.

 

Riesgos

Los problemas dietéticos aumentan el riesgo de padecer enfermedades isquémicas del corazón, accidentes vasculares cerebrales, hipertensión arterial, diabetes mellitus, cáncer de  estómago, colon y recto, entre otros padecimientos.

 

De acuerdo con los estudios hechos en el territorio nacional, conforme aumenta la edad, la composición de los factores varía, de manera que en las edades más tempranas el factor de riesgo más importante es el bajo consumo de frutas, vegetales y granos enteros, sin embargo, conforme aumenta la edad  el alto consumo de grasas y de sal hace más vulnerable a la población a padecer, por ejemplo, enfermedad isquémica del corazón.

Las recomendaciones que están planteando los especialistas en nutrición de la  CCSS es la adecuada  distribución de los alimentos a través del concepto de plato saludable que consiste en dividir las porciones de los alimentos en relación con los demás y propone la siguiente distribución:  

  • Medio plato de ensalada de frutas y verduras: puede ser tomate, lechuga, zanahoria o chayote y frutas, entre otras posibles combinaciones.
  • La cuarta parte debe ser de granos (cereales, leguminosas) o verduras harinosas. Aquí encontramos por ejemplo el arroz, los frijoles, yuca, papa o plátano.
  • La cuarta parte puede ser productos de origen animal: huevo,  carne roja, pollo o pescado. El tamaño debe ser similar al de la palma de la mano.
  • Además, las grasas y los azúcares deben consumirse en cantidades muy pequeñas. Por ejemplo, el aceite o el aguacate.

La campaña consiste en mostrarle a la gente cómo se puede hacer un menú nutritivo,  económico y fácil, por eso se está poniendo a disposición de la población 15 recetas que fueron desarrolladas por la Coordinación Nacional de Nutrición y adicionalmente se está promocionando la confección de cinco aderezos.

 

 

 

Estas recomendaciones se está socializado mediante

Recetario digital de ensaladas y aderezos para publicar en redes sociales institucionales. Descárguelo aquí!

 

Para que la población cumpla con esta recomendación también se diseñó una hoja que se puede utilizar para construir el plan semanal de alimentación para que la familia planifique los tiempos de comidas y sus respectivas preparaciones de manera que a la hora de la compra adquiera los ingredientes y productos necesarios y así evitar el desperdicio.

Te recomendamos:

Escribir comentario

Comentarios: 0