NUEVA PIRAMIDE NUTRICIONAL


Las nuevas guías de alimentación incluyen los suplementos, cambios en la base y nuevos consejos


Todos tenemos en mente la pirámide alimentaria que aprendimos en el colegio. En ese peculiar triángulo aparecían todos los alimentos que debíamos tomar en el día, incluyendo las carnes, los pescados, los lácteos, las legumbres, las frutas, las hortalizas y los dulces.

 

Sin embargo, estas recomendaciones se han quedado bastante obsoletas debido a los cambios en los estilos de vida. Hace años, la mayoría de los trabajos requerían un cierto esfuerzo físico, mientras que a día de hoy la mayoría de nosotros llevamos una vida bastante sedentaria.

 

La Sociedad Española de Nutrición Comunitaria hizo el 30 de marzo del 2017, pública la nueva actualización de la pirámide alimenticia, la cual no se reformaba desde 2001, tal y como han señalado en rueda de prensa dos de los autores del documento, Gregorio Varela, catedrático de Nutrición y Bromatología de la Universidad CEU San Pablo y Javier Aranceta, presidente del comité científico de la SENC.

 

¿Cuáles son los cambios?

Las novedades son:

  1. El equilibrio emocional, un elemento “muy significativo” para mejorar la alimentación, ya que según nuestras “sensaciones vitales” nos va a despertar el apetito un tipo de comida u otra.
  2. El balance energético.
  3. Y las técnicas culinarias, junto con la hidratación saludable.

Así, la pirámide alimentaria plantea en su base mantener estilos de vida saludables, por lo que es necesaria la actividad física regular (una hora al día, equivalente a 10.000 pasos), un balance energético que implique más movimiento conforme más consumamos, técnicas culinarias saludables y una hidratación adecuada.

 

¿Dieta mediterránea?

Al contrario que otras guías, como las de la Universidad de Harvard (EEUU), que ponen a las frutas y verduras como primer escalón de las recomendaciones, las nuevas guías sitúan en la base de los grupos de consumo de las comidas principales "los cereales de grano entero y sus derivados integrales, junto con otros alimentos ricos en hidratos de carbono complejos". Por encima de ellos se sitúan las verduras y frutas (la recomendación es tomar al menos cinco raciones al día) y el aceite de oliva virgen extra como "eje central".

 

Esos dos escalones son "el núcleo de la dieta mediterránea", señaló Aranceta, que animó a recuperar las legumbres y los frutos secos (sobre todo las nueces) en la dieta habitual. 

  •  Las carnes blancas, el pescado y los huevos también deben formar parte del consumo variado diario (de una a tres raciones al día, alternando)
  • Así como los productos lácteos ("mejor semidesnatados"), que según las guías pueden consumirse dos o tres veces al día.
  • En la zona de "consumo opcional, ocasional y moderado", figuran las carnes rojas y los embutidos. Al respecto, Aranceta aconsejó "disminuir la frecuencia de consumo de carnes y embutidos" y priorizar en este grupo los productos de buena calidad.
  •  La cumbre incluye una parte con suplementos nutricionales, como hierro o ácido fólico para mujeres que quieran tener hijos, o de vitamina D, aunque siempre con asesoramiento profesional. 

¿Eres de los que piensa que el pan es malo? Nada de eso. Come pan cada día, aunque con conocimiento y evitándolo en las cenas. Además, intenta que haya sido fabricado con masa madre y harina de grano entero. Delicioso y saludable.

 

Pirámide de hidratación

La hidratación también cobra un papel importante en esta pirámide, siempre teniendo en cuenta que "el eje debe ser el agua". Aunque se pueden tomar otras bebidas durante el día, es fundamental beber de 4 a 6 vasos de agua al día.

 

Dentro de la pirámide de hidratación saludable, clave en el estado nutricional, se refieren a la inclusión de los zumos o bebidas con azúcares añadidos en la parte superior del gráfico, para las que se recomienda un consumo ocasional.

 

 

 El profesor Aranceta ha explicado:

  1. Que como base de esta hidratación se encuentra el agua,.
  2. En segundo lugar el consumo de té, café sin azúcar, agua con gas, gaseosas y refrescos sin azúcar.
  3. En tercer lugar se sitúan bebidas como: los caldos, la leche o los zumos.
  4. Y en cuarto y último y como consumo ocasional las bebidas con azúcares o los zumos comerciales.

 

Aranceta también ha recordado que las bebidas alcohólicas no hidratan sino todo lo contrario y ha explicado cómo este consumo debe ser opcional, moderado y responsable en adultos,  aconsejando que su consumo no supere las dos copas diarias en hombres y una en mujeres.

 

Estas guías, publicadas recientemente en un número especial de la revista científica 'Nutrición Hospitalaria' han sido elaboradas por la SENC con la colaboración de más de 100 expertos en alimentación y salud pública y buscan transmitir a la sociedad, como novedad, la necesidad de llevar una dieta saludable pero también solidaria, justa y sostenible desde el punto de vista social y medioambiental.

 

Los referentes en la elaboración de estas guías han sido los nutricionistas, los farmacéuticos, los enfermeros y los médicos. Estos aconsejan que la alimentación sea variada y con alimentos de cercanía, sostenible, equilibrada, confortable, con compañía y con tiempo. También aconsejan fraccionar la ingesta de alimentos en de 3 a 5 comidas diarias.

 

Ya tienes las claves para llevar a cabo una alimentación equilibrada. Ahora solamente hace falta seguir las recomendaciones de los expertos.

 

Fuente  234

Te recomendamos:

Escribir comentario

Comentarios: 0