PON A DIETA EL EGO Y ALIMENTA TU ALMA

Hanna Gabriels

Actual Campeona Mundial Súper Welter WBO y WBA


Aprendamos a comer sin culpabilidad, a ejercitarnos por gozo y salud no por lucirle apetecible/aceptable/linda/sexy a otro par de ojos....


En esta semana de la nutrición, me gustaría; no hablar de nutrición en sí, pues no soy una profesional en el tema (aunque sea algo con lo que lidio todos los días para lograr el peso y poder competir en la división de la cual soy campeona, entonces el consejo y guía de un profesional en ésta área es indispensable para hacerlo de la forma correcta y sin pasar hambre).

 

Pero quería especialmente recordarnos a nosotras, que podemos comer, ser sanas, hermosas y fuertes, si no mezclamos o confundimos la percepción de nosotras mismas con lo que se espera de nosotras en términos de como lucir.

 

Somos bombardeadas con esos estereotipos a diario y no es un secreto que esto induce a muchas de nosotras a adquirir hábitos poco saludables, o extremistas para tratar o lograr encajar en alguno de ellos.

Veo estas fotos de mujeres extremadamente delgadas, o de mujeres extremadamente voluptuosas como ejemplos de como se debe ver la ropa en una, o la figura femenina en sí, y si de verdad me tomara la molestia por encajar en cualquiera de ambos casos, diay... creo que mínimo no tuviera que ponerme, no me sentiría cómoda con nada de como Dios me creó...

 

Mi cuerpo es diferente y eso está bien...

 

Creo que las mujeres tenemos un "very hard time"  (un tiempo difícil) aceptando como somos y como nos vemos. 

Me parece interesante que cuando nos vemos en el espejo, no nos vemos como un todo, de pies a cabeza... si no por partes:

  • Maquillaje✔
  • Escote✔
  • Backside✔

Siempre tenemos algo de que quejarnos, algo de que expresarnos negativamente sobre nuestro cuerpo. Nos culpamos por comer, queremos hacer dietas para complacer inconscientemente a otros, y esto sólo nos encasilla en uno u otro grupo...

 

¿Por qué?, ¿Qué tiene de interesante ser igual que todas las demás?

 

Es cierto que hay días en los cuales no nos sentimos tan bellas, pero eso no tiene que ver con nuestra belleza, tiene que ver con nuestras inseguridades, nuestro humor, falta de aceptación y muchas veces.... tan sólo la mala costumbre de no querernos tal y cual somos.

 

Día con día veo mujeres posteando cosas positivas sobre aceptarse, y sentirse bien consigo mismas... Sin embargo,  caminando por la calle, lo último que se ve de nosotras y entre nosotras es eso mismo: aceptación. 

 

Las miradas se tornan desde quisquillosas, envidiosas, criticonas, curiosas y hasta burlistas. Pero hasta que nos déje de importar la opinión de los demás, podremos valorar nuestra propia belleza y sentimiento de plenitud por ser tan sólo: vos misma.

 

Todos somos un proyecto en proceso de crecimiento, no somos ni nunca seremos perfectas, pero en definitiva podemos potencializar todo lo que somos: física, emocional, psicológica y espiritualmente...

 

¡Disfrutemos de nosotras mismas!

 

 Aprendamos a disfrutar de la vida y todo lo que ella ofrece, busquémos información y la guía de profesionales en las áreas que queremos cambiar o mejorar, pero ante todo, aprendamos a alimentar nuestro cuerpo, aprendamos a alimentar nuestras almas y nuestro espíritu un poco más que nuestro ego, esto queridas, nos lleva al camino del empoderamiento con diligencia y  prontitud.


 

Hanna Gabriels

  • Actual Campeona Mundial Súper Welter WBO y WBA
  • Estudiante de Terapia Física en la Universidad Santa Paula

Te recomendamos:

Escribir comentario

Comentarios: 0