VESTIRSE | ¿NECESIDAD O VANIDAD?

Por Yackeline González

Diseñadora de modas y Profesora Industria Textil


Algunas recomendaciones básicas para nuestro guardarropa en tiempo de lluvia.


La ropa con la que cubrimos nuestro cuerpo mueve emociones, intereses y reacciones. La eterna discusión si es parte de lo banal en nuestro paso por este planeta o si responde acaso a un requisito para la supervivencia humana.

 

Imagino la maravillosa combinación floral con la que Eva probablemente empezó a experimentar luego de ver, al final del día, su primera creación de hojas marchita e inútil. Podría decirse, basada en el texto bíblico, que la vestimenta fue un asunto de vanidad, un adorno o cubierta innecesaria. Sin embargo, aún en ese instante fue un intento de comunicar un evento social, que había marcado nuevas reglas en los procesos de producción y convivio con el entorno, en nuestros viajes primitivos, experimentar y confeccionar trapos que permitieran protegernos de fríos extremos o soles abrazadores.

Las vitrinas nos inundan el espacio visual con colores en decenas de tonalidades, texturas, formas e inclusive historias. No es lo mismo adquirir un producto artesanal, del cual hasta es posible conocer el rostro de su creador, a las prendas producidas a cientos de kilómetros en circunstancias laborales que podrían ser calificadas de explotación.

 

Personalmente, considero la vestimenta, una necesidad. No sólo como herramienta de protección y seguridad ante las fuerzas naturales. Es además, un lenguaje que nos permite comunicar nuestro momento a los semejantes y un instrumento al alcance de todos, que permite al humano arroparse con el sentido de pertenencia.

 

Con el inicio de las lluvias en nuestro país, se hace más evidente la necesidad de combinar nuestros gustos personales, las tendencias de la moda, la comodidad y seguridad en nuestras combinaciones de vestimenta.

Recomendaciones para los días de lluvia

  • El cabello semi o completamente recogido (puede hacer uso de prensas, gorros, trenzas y pañoletas) así evitá el lidiar con los resultados de exponer el cabello al viento y la lluvia. En estas tardes grises y lluviosas, mantener la mirada libre y atenta es también un asunto de seguridad.
  • Planificá y adquirí  un guardarropa de colores vivos, que le permita ser visible en carretera. O utilizá ropa de colores neutros con accesorios de colores llamativos (por ejemplo, la bufanda) que cumplen el mismo propósito: ¡Ser visible!
  • Bolsos reforzados que protejan las pertenencias de la humedad y que pueda llevar cruzados sobre el torso para liberar las manos si utilizás sombrillas o paraguas.
  • Vestir en capas es una forma elegante y útil de combinar varias prendas. Blusa o camiseta, saquillo y sobre ellos un abrigo (de materiales livianos) que permita jugar durante el día con la presentación personal.  Si sube la temperatura ¡puede prescindir de alguna capa!
  • Faldas y vestidos no más largos de la rodilla, para evitar mojar sus ruedos.
  • En cuanto a los zapatos, es un buen momento para guardar por unos meses las sandalias, zapatos abiertos y aquellos elaborados con materiales como tela y fibras naturales. Las botas y botines reforzados, con suela antideslizante, protegen sus pies de la humedad y brindan seguridad al caminar sobre superficies resbalosas.
  • Las botas de hule, sobre todo las que cubren hasta la pantorrilla, son aliadas en estas caminatas sobre las aceras y la hazaña, en ocasiones, de cruzar una calle… un par nunca está de más en la casa, en la oficina y en el automóvil.
  • Recordá usar pantalones ajustados para que los ruedos queden dentro de las botas, y unas medias que le brinden estabilidad a su pie.

Para finalizar, en cuanto a vestimenta, verifica las tendencias (¡divertíte al planificar tus compras!), revisá tu presupuesto y que su salud física y mental sean siempre la prioridad.


 Yackeline González

 

Profesora Industria Textil

 CIPET( Centro de Investigación para el Perfeccionamiento de la Educación Técnica).
Diseñadora de modas

Asesora en aromaterapia y cosmética natural


Te recomendamos:

Escribir comentario

Comentarios: 0