LA MILAGROSA PASTILLA DE DIOS


El científico turco-estadounidense Osman Kibar busca curar la artritis, eliminar las arrugas y tratar la calvicie a través de una pastilla.


El brillante multimillonario turco-estadounidense Osman Kibar cree que puede curar la artritis, revertir la calvicie y borrar las arrugas. Y ese es tan sólo el comienzo: intentará revertir el mismo proceso de envejecimiento. Con la ya denominada "píldora de Dios", este ambicioso científico busca llegar hasta donde nunca nadie antes se atrevió.

 

De acuerdo con lo expresado en un artículo publicado en la última edición de la revista Forbes ("La píldora de Dios: la respuesta de un multimillonario para curar la diabetes y la artritis"), Kibar es una de las mentes más brillantes y ambiciosas que busca cambiar el mundo.

 

Expectativa o realidad

Más allá de todos los avances prometedores de la "pastilla de Dios", los grandes inversores tienen puesta toda su expectativa en la posibilidad de revertir el proceso del envejecimiento.

 

El cóctel de drogas –secretas– y sus posibles efectos no dejan de sorprender a la comunidad científica y médica. Uno de lo medicamentos en desarrollo aspira a erradicar uno de los males cosméticos masculinos por antonomasia: la calvicie. Además, siempre según Samumed, el mismo fármaco puede revertir la pérdida de pigmentación en el cabello mediante un proceso de retroceso, en el que las canas desaparecerían para retomar el tinte original. Como si no fuera suficiente, también aseguran que incluirá un componente efectivo contra las arrugas.

 

Una segunda droga busca regenerar el cartílago en las rodillas que sufren de artritis. Mientras que en otros proyectos se intenta reparar discos de la espina dorsal, eliminar cicatrices de los pulmones y hasta encontrar la cura definitiva contra distintos tipos de cáncer. Asimismo, Samumed también trabaja para eliminar una de las causas de la ceguera y luchar contra el Alzheimer.

 

El foco de la empresa –enfermedad por enfermedad, síntoma por síntoma- es lograr que las células de las personas que envejecen se regeneren de una manera tan poderosa como la de los fetos en desarrollo.

Beneficios

Calvicie, entre ratones y humanos

¿Qué ocurre con las personas? En marzo, Samumed presentó en la Academia Americana de Dermatología información del uso de esta droga contra la calvicie en 300 pacientes.

 

Los resultados no parecen haber impresionado demasiado a los expertos en pérdida de cabello debido a que el crecimiento ocurrido no fue lo suficientemente elevado como para determinar si fue gracias al medicamento o a la suerte.

 

Artritis, la mina de oro

Las investigaciones de Samumed con respecto a la artritis son las que más contribuyeron a su valuación. Básicamente porque más de 27 millones de estadounidenses la padecen y encontrar una solución significaría no solo un avance gigantesco, sino la apertura de un oportunidad multimillonaria.  

 

Según Allan Gibofsky, profesor de medicina en la Weill Cornell Medical College, los resultados del estudio de la droga para la artritis de Samumed "son bastante seductores".   De todas maneras, desde la empresa aclaran que los resultados, por más favorables que sean, todavía son preliminares, ya que el trabajo se llevó a cabo con sólo 60 personas. A fin de año, se completará una prueba con 445 personas. 

 

Es un prospecto emocionante, pero también increíblemente especulativo. Los informes oficiales hasta ahora indican que las drogas parecen ser bastante seguras, pero resulta crucial recordar que el 80% de las drogas que alcanzan esta etapa de investigación no llegan al mercado.

 

En el ambiente científico se asegura que Hood habría realizado un gran descubrimiento, pero desde Samumed prefieren -hasta ahora- guardar el avance bajo siete llaves. "Es nuestro secreto", advirtió Kibar.

 

Esperemos que esta droga farmacéutica logre desarrollarse en su totalidad, con resultados positivos en cada enfermedad que se quiera tratar, sin duda alguna, como su nombre lo dice “pastillas de Dios”, sería un milagro para el mundo entero recibir sus beneficios. 

 

Te recomendamos:

Escribir comentario

Comentarios: 0