HABLEMOS DE INFERTILIDAD


En la actualidad la esterilidad y la infertilidad se unen para tratar la imposibilidad de tener hijos como un solo tema


Son dos conceptos absolutamente diferentes.

 

La esterilidad es la incapacidad para concebir y la infertilidad la imposibilidad para finalizar la gestación con el nacimiento de un niño sano.

Esta diferencia no es solo conceptual porque los estudios encaminados a conocer las causas y los tratamientos orientados a su solución son totalmente diferentes.

 

No es lo mismo aquella pareja que ve que no puede concebir, que aquella pareja que concibe, a menudo, sin dificultad, pero comprueba tristemente como la gestación no es evolutiva.

 

Infertilidad en la mujer

Infertilidad es un término que los doctores usan cuando una mujer no ha podido quedar embarazada después de haberlo intentado por lo menos por un año.

 

Si una mujer tiene varios abortos espontáneos, eso también es infertilidad.

 

La infertilidad femenina puede ser causada por problemas físicos, hormonales, por el estilo de vida o factores ambientales. La mayoría de los casos de infertilidad femenina son a causa de problemas de ovulación.

 

Alrededor de un tercio de las veces, la infertilidad es un problema con la mujer. Un tercio de las veces, es un problema con el hombre. A veces, no se puede encontrar una causa.

 

Enfermedades y trastornos que influyen en la fertilidad

Muchos problemas de salud pueden afectar la capacidad de una mujer para quedar embarazada. Algunos de los problemas más comunes son:

  1. Endometriosis
  2. Síndrome de ovario poliquístico (PCOS por sus siglas en inglés)
  3. Falla ovárica prematura (POI por sus siglas en inglés)
  4. Fibromas uterinos

Causas generales de la infertilidad

Estas son algunas de las más comunes: 

  • Incapacidad para ovular.
  • Problemas estructurales del sistema reproductivo.
  • Infecciones.
  • Incapacidad del óvulo para madurar correctamente.
  • Falla en la implantación.
  • Trastornos auto inmunes.

¿Cómo se diagnostica la infertilidad?

Su médico comenzará con una historia clínica sobre su ciclo menstrual, enfermedades pasadas, enfermedades de trasmisión sexual, cirugías y cualquier medicamento que esté tomando.

 

El siguiente paso es normalmente un examen pélvico para asegurarse de que su tracto reproductivo (vagina, útero y ovarios) es normal y análisis de sangre para medir sus niveles hormonales. Además, tomará la historia médica de su pareja y le hará un análisis de semen. Según los resultados de estas pruebas, es posible que su médico les haga más pruebas, entre ellas una para cerciorarse de que las trompas de Falopio de la mujer no están bloqueadas.

 


¿SABÍA USTED?

 

Aproximadamente 40 por ciento de los casos de infertilidad se deben a infertilidad masculina: problemas con la producción o la calidad de espermatozoides.

 


¿Cuál es el tratamiento para la infertilidad?

El tratamiento para la infertilidad depende de la causa y su edad. Hay dos categorías principales:

  1. Una contribuye a la fertilidad con medicamentos o cirugía.
  2. La otra usa técnicas de reproducción asistida.

Los medicamentos para fertilidad (clomifeno, en pastillas, e inyecciones de la hormona HFS y HL) son el principal tratamiento para las mujeres con trastornos de ovulación.

 

Es posible que las mujeres sin una causa clara de infertilidad también usen estos fármacos. A veces los médicos combinan el tratamiento farmacológico con la inseminación intrauterina (IIU), en la que se liberan espermatozoides en el útero con un catéter (un tubo flexible y delgado) que se inserta en la vagina. La IIU se realiza al momento de la ovulación.

 

La cirugía puede ayudar a las mujeres con fibromas, pólipos uterinos, tejido cicatrizal o endometriosis. La cirugía también puede ser una opción para algunas mujeres con bloqueo de trompas, según su edad y el tipo de bloqueo. Debe tener en cuenta que la cirugía para desbloquear las trompas de Falopio puede aumentar el riesgo de embarazo ectópico (tubárico).

 

La tecnología de reproducción asistida utiliza técnicas como mezclar esperma con un óvulo fuera del cuerpo (fertilización in vitro o FIV) o inyectar un solo espermatozoide en un óvulo y transferir el embrión resultante al útero. Algunas mujeres a quienes les quedan muy pocos óvulos en los ovarios optan por la FIV utilizando el óvulo de una donante.

 

Fuente 1, 2, 3,

Te recomendamos:

Escribir comentario

Comentarios: 0