ALIMENTOS LIGHT | ¿SON LIBRES?

Sofía Ochoa Ávila

Lcda. Entrenadora Nutricional


Los alimentos light son una alternativa sana pero hay que conocerlos bien para consumirlos saludablemente


Los alimentos light son aquellos productos que han sido modificados en su composición nutricional para que aporten menos calorías, pero no garantizan ser libres en su totalidad. Unos aportan 25% menos de carga calórica proveniente de la grasa o el azúcar, otros aportan 50% menos, o disminuyen cantidades, y otros sustituyen los azúcares o las grasas por otros ingredientes que contienen menos calorías.

 

A pesar que los alimentos light pretenden ser un aliado para cuidar de tu salud, es erróneo asegurar que van a bajar de peso o adelgazar.

 

Aunque la disminución de calorías en muchos casos contribuye a mantener un peso adecuado, muchas personas creen que si consumen comida solo en esta línea pueden consumir más cantidad o no realizar ejercicio, y esta práctica lleva al sobrepeso.

 

Usualmente cuando un producto contiene menos azúcar, se le adiciona más grasa, o si no tiene azúcar contiene más sodio. Por esta razón es muy importante leer las etiquetas nutricionales para entender a qué nutriente(s) está haciendo referencia la palabra “light”.

La ley del etiquetado nutricional para Costa Rica establece las pautas para que un producto en su etiqueta te indique a qué se refiere la palabra light, y debe hacer la diferencia entre un producto reducido (liviano) en algún nutriente en comparación con el producto original, si es bajo o bien si es libre de algún ingrediente por ejemplo: bajo en azúcar o que no contiene azúcar.

La siguiente es una guía para que podás identificar que tan libre es un alimento light y podás elegir con más criterio los productos que consumás:

 

Energía

Libre: No contiene más de 21 kJ (5 kcal) por porción o por 100 g o 100 ml.

 

Bajo: No contiene más de 170kJ (40 kcal) por porción o por 100 g o 100 ml.

 

Reducido, Liviano, ligero: Contiene al menos un 25% menos de energía por porción o por 100 g o 100 ml, con respecto al alimento de referencia. 

 

Grasa

Libre: Contiene menos de 0,5 g por porción o por 100 g o 100 ml.

 

Bajo: Contiene no más de 3 g por porción o por 100 g o 100 ml.

 

Reducido, Liviano, ligero: Contiene al menos un 25% menos de grasa por porción o por 100 g o 100 ml, con respecto al alimento de referencia. 

 

Azúcar

Libre: Contiene menos de 0,5 g por porción o por 100 g o 100 ml (usualmente tienen un sustituto de azúcar). Cuando dice “sin azúcar agregado” es porque en su proceso realmente no se agregó ningún tipo de azúcar y sus ingredientes tampoco la contienen.

 

Reducido: Contiene al menos un 25% menos de azúcar por porción por 100 g o 100 ml con respecto al alimento de referencia. 

 

Sodio

(No aporta calorías pero hay que evitar consumirlo en altas cantidades, lo ideal menos del 15% de VDR).

 

Libre: Contiene menos de 5mg por porción o por 100 g o 100 ml. Si dice sin sal va a ser totalmente libre.

 

Bajo: Contiene no más de 140 mg por porción o por 100 g o 100 ml.

 

Muy bajo: Contiene menos de 35 mg por 100 g o por 100 g o 100 ml.

 

Reducido, Liviano, ligero: Contiene al menos un 25% menos de sodio por porción o por 100 g o 100 ml con respecto al alimento de referencia. 

 

Procurá leer etiquetas, en el mercado encontrarás gran variedad de marcas que ofrecen al consumidor bienestar y salud si los elegís para llenar tu alacena o refrigeradora, aseguráte de lo que significa la palabra “light” en el alimento que consumás y recordá que esas poquitas calorías también cuentan.


Sofía Ochoa Ávila

 

Lcda. en Nutrición

Entrenadora Nutricional


Te recomendamos:

Escribir comentario

Comentarios: 0