¿TE LEVANTÁS POR LAS MAÑANAS CON MAL SABOR EN LA BOCA?


5 posibles causas y cómo evitar cada una de ellas


Puede que te haya pasado alguna vez, levantarte por la mañana y sentir un sabor entre ácido y amargo. ¿Por qué ocurre? es más común de lo que pensamos, y aunque no es nada grave, en ocasiones es indicativo de algunas realidades en nuestro organismo que tal vez deberíamos tener en cuenta: una mala alimentación, acumulación de bacterias... te lo explicamos para tu tranquilidad.

 

Según la clínica dental Ferrus&Bratos, estudios científicos han demostrado que aproximadamente el 30% de la población se queja de mal sabor de boca.

 

Lo que ocurre es que por las noches las estructuras de la boca descansan y no producen tanta saliva como durante el día. 

La saliva destruye bacterias que causan el mal olor y sabor amargo, así como algunas enfermedades. Cuando la saliva se seca, y eso además coincide con alguna de estas razones que causan que la aparición de bacterias empeore, el sabor desagradable no tarda en aparecer.

 

Aquí podrás enterarte de cuáles son las causas más habituales de la aparición del mal sabor, y junto a la causa hallarás un truco para librarte de él para siempre.

 

1. Bacterias anaeróbicas

Nuestra boca realmente está siempre llena de bacterias anaerobias, que se llaman así porque viven donde no hay oxígeno. De día, la saliva las ataca y desaparecen, pero por la noche la saliva baja drásticamente y ellas se acumulan. Liberan secreciones de azufre que causan el mal sabor.

 

Apenas tomás agua, el mal gusto debería desaparecer, así que podés dejar una botella con agua al lado de la cama para beber apenas te despertés.

2. La sinusitis

Quienes tienen sinusitis, suelen sufrir más que los otros del mal sabor en la boca por las mañanas. La razón es que la mucosidad tiene unas proteínas que a las bacterias les sirve como alimento. Por eso podés despertarte con un sabor y olor realmente desagradable por la mañana. Si tratás la sinusitis el mal sabor mejorará.

3. Irritación en el esófago

Cuando la digestión es pesada o el esófago está inflamado, durante la noche se produce acidez. Y adiviná qué: ese ácido alimenta a las bacterias. Evitá las cenas pesadas y por la noche las bebidas que irriten el sistema digestivo, como café, alcohol  o té.

 

4. Problemas en el hígado

El hígado es el principal órgano de depuración del organismo. Cuando el cuerpo no está bien desintoxicado, es más probable que las bacterias se acumulen en la boca durante la noche. Podés probar comer un diente de ajo al día para mantener tu cuerpo limpio y ayudar al hígado a descansar. 

 

5. Ictericia

Aunque la mayoría de las causas del sabor amargo en la boca por las mañanas no son graves, a veces puede deberse a un problema de salud llamado Ictericia. 

 

La ictericia aparece cuando tenemos un problema a la hora de metabolizar la bilirrubina, y es una disfunción asociada a su vez con el hígado, que produce alteraciones  en los glóbulos rojos y luego una serie de problemas en nuestro organismo. Los síntomas más evidentes son el color de piel amarillento, así como un sabor amargo en la boca que se incrementa por las mañanas.

 

Si sospechás que tu hígado no está bien y no mejora con una alimentación sana, deberás consultar al médico de inmediato.  

 

Fuente 1, 2

Importante: Debe aclararse que Elemento 5 no da consejos médicos ni receta el uso de técnicas como forma de tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, elemento 5 no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información de bienestar general para ayudar en la adquisición de conocimiento.

Escribir comentario

Comentarios: 0