JUGOS DE CAJITA POCO RECOMENDADOS


La Academia Americana de Pediatras desaconsejó su consumo por parte de los lactantes


Las razones

Por años, los jugos de fruta fueron uno de los complementos en la alimentación de los bebés. Sin embargo, desde la Academia Americana de Pediatras (AAP) desaconsejan su consumo en los lactantes.

 

Si bien los jugos gozan de buena fama, ya que "se comercializa como una fuente sana y natural de vitaminas y, en algunos casos, de calcio", explicaron desde la AAP, esto no significa que sea beneficioso para la salud del todo.

 

"Debido a que el jugo sabe bien, los niños lo aceptan fácilmente. Aunque su consumo tiene algunos beneficios, también tiene potenciales efectos perjudiciales", agregaron.

 

Desde la organización explicaron que "el alto contenido de azúcar en el jugo aumenta la ingesta calórica y el riesgo de tener caries". Por el otro, la carencia de proteínas y fibra en los jugos "puede provocar un peso inadecuado en los niños". La dilución del jugo con agua no necesariamente disminuye los riesgos para la salud dental.

 

Preocupados por la obesidad infantil

Para los especialistas, este tipo de consumo es el comienzo del camino hacia los serios problemas de obesidad infantil, que ya es un flagelo en todo el mundo, de acuerdo a la OMS.

 

"El agua es el principal componente del jugo de fruta. Los carbohidratos, incluyendo sacarosa, fructosa, glucosa y sorbitol, son los siguientes nutrientes más frecuentes", explicaron desde la AAP, y agregaron: "La concentración de estos hidratos de carbono, que son principalmente azúcares, puede variar entre 11 y 16 gramos, mientras que la leche materna o las fórmulas infantiles tienen siete. Y esto puede exceder las cantidades de carbohidratos que el intestino del bebé es capaz de absorber".

 

Además, la falta de proteínas y fibra en el jugo puede predisponer a la ganancia de peso inadecuada (demasiado o muy poco).

Recomendaciones

  • El jugo no debe introducirse en la dieta de los lactantes antes de los 12 meses de edad, a menos que se indique clínicamente. La ingesta de jugo debe limitarse a, como máximo, 4 onzas / día en niños de 1 a 3 años de edad.
  • 4 a 6 onzas / día para niños de 4 a 6 años de edad.
  • Para los niños de 7 a 18 años de edad, la ingesta de jugo debe limitarse a 8 onzas o 1 taza de la recomendada de 2 a 2,5 tazas de porciones de fruta por día.
  • La Academia Americana de Pediatría (AAP) recomienda que la leche materna sea el único nutriente alimentado a los bebés hasta aproximadamente los 6 meses de edad. Para las madres que no pueden amamantar o que deciden no amamantar, una fórmula infantil preparada puede complementar la nutrición.

  • A los niños pequeños no se les debe dar jugo de botellas ni tazas, antiderrames que les permitan consumir jugo fácilmente durante el día y tampoco es aconsejable darles jugo antes de acostarse.
  • Los niños deben ser alentados a comer fruta entera para cumplir con su ingesta diaria recomendada de frutas y deben ser educados con respecto a los beneficios de la ingesta de fibra y el tiempo más largo para consumir las mismas kilocalorías al consumir fruta entera en comparación con el jugo de fruta.

 

  • Se debe educar a las familias para que, para satisfacer las necesidades de líquidos, la leche humana y / o la fórmula para lactantes sean suficientes para los lactantes y la leche y el agua sin grasa y sin grasa sean suficientes para los niños mayores.
  • En la evaluación de los niños con desnutrición (sobrenutrición y desnutrición), el pediatra debe determinar la cantidad de jugo que se consume.

 

Conclusiones

  1. El jugo de fruta no ofrece beneficios nutricionales para los bebés menores de 1 año.
  2. El jugo de fruta no ofrece beneficios nutricionales sobre la fruta entera para los lactantes y los niños y no tiene un papel esencial en dietas saludables y equilibradas de los niños.
  3. No se necesitan nutrientes adicionales. No hay ninguna indicación nutricional para dar jugo de fruta a bebés menores de 6 meses.
  4. El jugo no es apropiado en el tratamiento de la deshidratación o el manejo de la diarrea.
  5. El consumo excesivo de jugo puede estar asociado con la desnutrición (sobre nutrición y desnutrición).

Fuente 1, 2

Te recomendamos:

Escribir comentario

Comentarios: 0