CONSEJOS PARA MEJORAR LA FERTILIDAD MASCULINA


Especialistas aseguran que muchas de las causas de dificultades para la fecundación responden bien a cambios en los hábitos alimentarios y de estilo de vida


A menudo hablamos de la fertilidad de la mujer, pero el hombre también tiene mucho que decir en este punto. Seguramente se han preguntado en alguna ocasión: 

 

¿Se puede mejorar la fertilidad masculina?, ¿De qué manera? Vamos a dar todas las claves al respecto.

 

Al igual que muchos aspectos de la salud, un estilo de vida saludable tiene mucho que ver en la fertilidad del hombre. La infertilidad masculina puede tener un origen muy diverso, pero en algunos casos podemos actuar para minimizar riesgos.

 

Y es que la salud reproductiva es cosa de dos, de modo que atentos. Aquí te damos algunos consejos sobre cómo mejorar la fertilidad del hombre.

Mejorar la fertilidad del hombre

  • Mantén un peso ideal, ya que la obesidad en el hombre se ha relacionado con mayores dificultades a la hora de concebir. Hay estudios que demuestran que los hombres obesos presentan un recuento de espermatozoides mucho menor que otros que se mantienen en un peso adecuado. Hacé ejercicio habitualmente y lleva una dieta saludable. Evitá el exceso de grasas y los alimentos con demasiadas calorías para poner freno al sobrepeso.
  • También son importantes otros nutrientes esenciales como el ácido fólico, que mejora la calidad de los espermatozoides (en legumbres, verduras de hoja verde y cereales integrales), por eso se recomienda a los padres también antes del embarazo.
  • No te des baños demasiado largos con agua caliente, o mantengás la computadora  sobre los genitales demasiado tiempo, ya que el aumento de la temperatura corporal puede disminuir la motilidad del semen.
  • Algunos estudios sugieren que conviene que evités la ropa ajustada, pues esta ejerce fricción sobre los testículos y aumenta la temperatura del escroto; el uso de calzoncillos ajustados podría entonces causar una disminución en la calidad de los espermatozoides. La evidencia de estos estudios no es concluyente, pero hay quien recomienda calzoncillos anchos ("boxer") de algodón que transpiran y mantienen una temperatura adecuada, en lugar de los sintéticos.

 

  • Evitá el consumo de tabaco y alcohol u otras drogas, ya que numerosos estudios han demostrado que el semen de los hombres que no tienen estos hábitos, es mejor en términos de viabilidad y longevidad. Estas sustancias están asociadas con un deterioro de la función espermática.
  • Reducí el estrés, ya que muchas conductas asociadas a este se relacionan con la infertilidad (consumo de drogas, alcohol, tabaco, mala alimentación, descanso de mala calidad). Algunas investigaciones concluyen que los varones crónicos infértiles han sido personas que han vivido en estrés durante años. Algunas vías para reducir el estrés son el deporte, las técnicas de relajación, la práctica de ocio saludable...
  • Si tenés alguna enfermedad crónica, tenés que mantener el control médico adecuado y realizar la consulta al especialista cuando pensés tener un hijo. La hipertensión o la diabetes mal controladas pueden influir en una menor fertilidad.
  • Los largos períodos de abstinencia pueden disminuir la calidad de los espermatozoides, de modo que conviene practicar sexo con frecuencia.

Si seguís estos consejos y el embarazo tarda en lograrse, el médico hará una evaluación de la salud reproductiva de la pareja. El especialista puede comprobar la fertilidad masculina realizando un examen físico y revisando la historia clínica, además de analizando el semen.

Nutrientes para aumentar la fertilidad masculina

Además de seguir los consejos anteriores y cambiar algunos de tus hábitos, es importante que consumás los nutrientes necesarios para aumentar tu fertilidad. Estos son:

  • Vitamina A: Forma esteroides que luego componen la progesterona y protege a las células del aparato reproductor de envejecer de manera prematura. Se encuentran en la zanahoria, las naranjas, la leche y las verduras de hojas verdes.
  • Vitamina C: Ayuda a evitar problemas en los espermatozoides, estimulando su motilidad. Consumí almendras, avellanas, piñas, papayas, fresas, cebollas, ajos y todos los cítricos.
  • Vitamina D y calcio: Mejora la fertilidad en ambos sexos. Están presentes en los lácteos y las verduras de hoja.
  • Vitamina E: Mejora la motilidad del esperma. La conseguís en las almendras, las nueces y el aceite de oliva. 
  • Zinc: Aumenta los niveles de testosterona. Los alimentos que contienen zinc son las berenjenas, los higos, los espárragos y el apio.
  • Arginina: Ayuda a crear más espermatozoides. La encuentras en las espinacas, la manzana, la lechuga, la zanahoria, los pimientos, la avena, los espárragos, el ajo y las cebollas.

En definitiva, existen algunos factores sobre los que no podemos actuar, pero en general todo aquello relacionado con el estilo de vida y con la alimentación saludable, puede llegar a mejorar la fertilidad masculina influyendo en la calidad del semen.

 

Fuente 1, 2

Te recomendamos:

Escribir comentario

Comentarios: 0