¿CÓMO PREPARAR A TUS HIJOS ANTE UN DIVORCIO?


La separación de los padres: ¿Están nuestros hijos e hijas realmente preparados para este cambio?


Definitivamente la separación de los padres generará un impacto en la vida de nuestros hijos e hijas, sin embargo, en este artículo podrás encontrar consejos y recomendaciones para que el proceso sea lo menos desgastante y traumático para todos los integrantes de la familia.

Cuando una pareja piensa o toma la decisión de separarse es porque usualmente han ido identificando diversas razones que interfieren en la estabilidad y en la convivencia sana dentro del hogar. Para ello resulta necesario desde un inicio valorar los impactos y beneficios de esta decisión, con el fin de visualizar una serie de cambios que ocurrirán y transformarán la dinámica existente dentro del núcleo familiar.

 

Los padres y madres podrían manifestar obstáculos para comunicar a sus hijos e hijas la decisión de la separación, por ejemplo, poder encontrar el espacio o las palabras adecuadas según la edad de estos para dar la información, así como saber cuáles detalles son los más concretos y claros. Esto provoca que los niños y niñas, no tengan el conocimiento o la comprensión de lo que ocurre, llevándolos a un proceso de pérdida más doloroso.

 

La percepción de la realidad que puedan tener los niños y niñas varía según la etapa de desarrollo en la cual se encuentren. Al principio, se caracteriza por ser subjetiva (entienden su mundo de acuerdo a lo que piensan y sienten en una determinada experiencia); conforme avanzan en el desarrollo, los hijos e hijas van consiguiendo una visión de la realidad más integrada, en la cual van conociendo sobre la tolerancia a la frustración y van a la vez aumentando la confianza en sí mismos.

 

Al ingresar a la etapa preescolar, les es posible enfrentarse a un mundo más amplio, en el que se les exige aprender nuevas formas de adaptación a nivel social, así como para brindar y recibir afecto, logrando nuevas estrategias para su desarrollo.

 

¿Qué ocurre en los niños y niñas frente a la separación de sus padres?

Al separarse los padres, el mundo de los niños y las niñas sufre una alteración y una desorganización importante, reciben una noticia para la cual no están preparados o preparadas, a pesar de los esfuerzos que los adultos realicen para apoyarlos en dicho momento.

 

La relación de pareja de sus padres, indistintamente de la manera en cómo se haya construido (demostración de afecto, manera en solucionar problemas, comunicación…) se convirtió en uno de los pilares que le brindaba seguridad y confianza. Sobre ésta, se construyó un equilibro que pudo o no ser muy enriquecedor, pero que al final deberá reconstruir al momento de darse la separación.

 

En ocasiones, aunque se les explique las razones que llevaron a la ruptura de la pareja, sigue existiendo en ellos y ellas confusión e incertidumbre, que les puede causar una sensación de inseguridad y de amenaza de que esta situación se dé en otro momento de su vida o con otras personas cercanas.

 

La separación puede ser vivida y percibida como un abandono por los hijos e hijas, generando sentimientos de enojo, dolor, angustia, impotencia, problemas de conducta, entre otros, los cuales irán siendo menos intensos, conforme puedan ir elaborando y aceptando la nueva condición personal y familiar.

 

La relación que mantenían con la madre y el padre, también sufre cambios, ya que deben adaptarse a las particularidades en la convivencia con cada uno de ellos, pues la forma de vida que llevaban deja de ser la misma.

 

Surgen nuevas condiciones, como por ejemplo: el cambio del lugar en donde vivían, la modificación en la celebración de fechas especiales como los cumpleaños, así como la variación de las rutinas, las horas de comida, estudio y actividades durante los fines de semana, entre otros.

 

¿Cómo explicar a los niños y niñas la separación de sus padres?

Una de las preocupaciones que presentan las madres y los padres es dar la noticia de la separación a sus hijos e hijas, pues deben generar el menor impacto posible, y a la vez ratificar su compromiso y preocupación genuina por el bienestar y cuidado de estos.

Seguidamente se brindan recomendaciones útiles a la hora de comunicar la noticia de la separación:

 

  • Debe mencionarse que la decisión fue por mutuo acuerdo entre el padre y la madre.
  • La información que se comunique debe ajustarse a la edad y etapa de desarrollo en que el niño o la niña se encuentren (utilizar un lenguaje adaptado a su capacidad y comprensión).
  • Se debe hablar tantas veces como sea necesario (permitiendo aclarar dudas, explorar emociones, pensamientos y cambios de conducta ligados a la situación).
  • Es conveniente que se les aclare que es una decisión analizada, meditada y que es definitiva, para no crear expectativas falsas de una futura reconciliación.
  • Referite a aspectos como: con quién vivirán, dónde y cómo se relacionará con el padre o la madre cuando uno de estos se traslade de casa, si continuará visitando a los demás integrantes de familia, si continuará en la misma escuela, y otros cambios adicionales, para que puedan irse preparando y adaptando con más facilidad.
  • No te comprometas a cumplir peticiones que no le será posible atender (por ejemplo: decirle a los hijos e hijas que se verán todos los días, si se estableció con la ex pareja un horario diferente de visita.

 

¿Cómo puedo facilitar que mi hijo o mi hija se adapte positivamente a la separación?

Como padres y madres responsables se debe propiciar espacios que fomenten la confianza y seguridad en los hijos e hijas, y más aún después de verse expuestos a cambios que alteraron su estabilidad familiar y personal.

 

Revisá las siguientes recomendaciones que podrían contribuir durante el proceso de adaptación para los hijos e hijas posterior a la ruptura:

  • Anteponé sus intereses como padre o madre a los intereses individuales en caso de que haya diferencias, y evitá hacer partícipes a los hijos e hijas del conflicto.
  • Continuá ejerciendo sus responsabilidades como progenitor.
  • No hables mal de su ex pareja, transmítíles mensajes positivos sobre el padre o la madre, teniendo siempre presente el respeto que cada uno merece.
  • Procurá mantener una comunicación constante entre padre y madre, para poder responder de manera adecuada a las necesidades de los hijos e hijas, incluyendo los aspectos económicos, educativos, de salud física y emocional, entre otros.
  • Evitá sobreproteger a tus hijos e hijas, o justificar conductas que no se presentaban antes de la separación (por ejemplo: dormir en la misma cama con alguno de los progenitores, no querer realizar las tareas después de llegar de la escuela, hacer berrinches, entre otros).
  • Permití que el niño y la niña disfrute y comparta con el padre y con la madre, facilitando además el contacto que tenían con los otros familiares (abuelos, abuelas, tíos, tías, primos y primas). Las demostraciones de afecto, cuidado y atención les confirma lo importantes que son para su familia.  

 

  • Mantener en la medida de los posible la rutina que el niño o la niña realizaba (por ejemplo: actividades después de asistir a la escuela, como clases de fútbol, danza, música…, visitar o llevar a casa amigos/amigas). Intentar que los cambios después de la separación sean los menos posible.
  • Ambos padres deben estar presentes al momento de comunicar la noticia, para que los niños y las niñas para aumentar su seguridad.
  • Regule sus emociones al momento de hablar con sus hijos e hijas, valide sus sentimientos de tristeza o dolor que genera la situación. Evite comunicar la noticia con rabia o de una manera intensa.
  • Recuerda además que sus gestos y el silencio también comunican.
  • No señalés culpables, responsables, inocentes o víctimas de la decisión.
  • No dés una impresión falsa de que todo tendrá una solución perfecta y que serán felices desde el principio, ya que siempre surgirán diferencias que resolver.
  • Reconocé que al inicio será una nueva situación a la que costará adaptarse.
  • Comentá los posibles beneficios que traerá esta nueva situación tanto para el papá, la mamá y los hijos e hijas.

Es conveniente agregar, que no hay un plazo establecido antes de dar la noticia, esto depende de cada caso, no obstante, se recomienda hacerlo en un tiempo aproximado a las dos o tres semanas antes de que la madre o el padre se trasladen a otro lugar.

 

 

  • Negociá y tomá decisiones en conjunto, en todo lo que respecta a la crianza y educación de los hijos e hijas, incluyendo el manejo de la disciplina en los diversos ambientes en donde se encuentren.
  • Si alguno de los progenitores desea poner en contacto a sus hijos e hijas con personas que comienzan a formar parte de su nueva vida (por ejemplo: una pareja), debe hacerse pausada y cuidadosamente. Es recomendable que esto se haga cuando la relación con la nueva pareja haya adquirido cierta estabilidad.
  • Debés conservar los espacios para que la relación con tus hijos e hijas, donde no tenga necesariamente que compartirse mutuamente con la nueva pareja, con el fin de que ésta no se convierta una amenaza para la estabilidad de la relación con sus hijos e hijas.
  • Los padres y madres deben comunicarle a sus hijos e hijas que la nueva pareja, no cambia el rol o el papel que tiene el otro, quien seguirá siendo y actuando como tal para toda su vida.
  • Permití que la relación de sus hijos e hijas con la nueva pareja sea espontánea y natural, así se evitarás conflictos de que sientan desleales con alguno de sus progenitores.

Recordá que no son los hijos y las hijas quienes se separan o divorcian, y que tienen derecho a seguir fortaleciendo la relación y la unión con su padre, madre y familia extendida.

 

Dirijí tu energía a la comprensión, aceptación y adaptación positiva de la nueva dinámica de convivencia que se le plantea a los hijos e hijas, orientándolos a alcanzar un desarrollo y crecimiento personal óptimo.

 

 

Si tenés alguna duda, podés comunicarte conmigo, al teléfono: 8911-6896, Tibás, San José.

 

Fuentes: Rojas, N., Fonnegra, I., Pérez, S. (1996). Separación de las parejas: cómo prevenirla, cómo enfrentarla. 2 ed. Colombia: ImpreAndes Presencia S.A.

Laucirica, N., Villar, G., Abal, M. (2001). Guía para padres y madres en situación de separación y/o divorcio: cómo actuar con los hijos e hijas. España: Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz.


 

Daniela Muñoz Ramírez 

 

Máster en Psicología Clínica ( Universidad de Iberoamérica - UNIBE)

 

 

Especialidad en Psicología Clínica (Universidad de Costa Rica).


Te recomendamos:

Escribir comentario

Comentarios: 0