PRESIÓN ARTERIAL


Conocida como la "asesina silenciosa" debido a que ataca de manera asintomática


Según estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), las enfermedades cardíacas constituyen la primera causa de mortalidad en el mundo.

 

La hipertensión arterial es un mal silencioso que se ha convertido en uno de los principales factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares.

 

En Costa Rica afecta a 31 de cada 100 habitantes, es decir casi un millón de personas, una cifra considerada dramática por las autoridades de Salud.

 

La doctora Leandra Abarca, del departamento de Vigilancia Epidemiológica de la Caja del Seguro Social, indicó que la prevalencia de la enfermedad es mayor en mujeres (35%) que en hombres (27%), y en personas de 40 a 64 años es de 42% y en personas de 65 años y más es del 68%. Según Abarca, lo primero se debe a que la población femenina tiene características hormonales que influyen, además de cambios en estilo de vida y componente genético, que propensa más la enfermedad en mujeres.

 

Con respecto al segundo caso, “cuando entramos a etapa mayores de 65 años, el cuerpo desarrolla cambios que provocan riesgo de presión arterial alta, diabetes, alteraciones en colesterol y triglicéridos”, explicó. Se caracteriza por un incremento continuo de los niveles de presión sanguínea en las arterias.

 

La hipertensión arterial conocida como presión alta, es cuando se presentan cifras de presión arterial mayores de 140/90.

 

¿Por qué se origina la presión alta?

Se sabe que el riesgo de sufrir esta enfermedad está relacionada con múltiples factores, como la obesidad, la falta de actividad física, un mal hábito alimentario, el consumo de tabaco y la diabetes.

 

La importancia de conocer estos datos radica en que los valores elevados de presión favorecen la aparición de enfermedades debido al daño constante de las arterias, tales como el ataque cardíaco, los accidentes cerebrovasculares (ACV), la insuficiencia renal y ceguera, así como el agrandamiento anormal del corazón.

 

¿Cuáles son los síntomas?

Algunos de los síntomas más comunes son: dolor de cabeza, visión borrosa, calambres, entre otros. En ciertas oportunidades se pueden sentir "latidos" en la cabeza, mareos, sin embargo, al ser tan poco específicos y frecuentes es difícil poder adjudicarlos a la presión elevada.

 

Los síntomas de la hipertensión se confunden con otras enfermedades. Por eso la única manera para saber si usted es hipertenso consiste en que se tome la presión arterial, en un centro de salud o con una persona debidamente capacitada en esta práctica.

 

¿Con qué frecuencia debo controlarme la presión arterial?

En las personas sin hipertensión se sugiere realizar mínimo en forma anual un control médico donde la toma de la presión arterial es parte del examen de rutina. En el caso de los pacientes con presión arterial elevada ya conocida, el control deberá ser individualizado por parte de su médico de cabecera.

 

¿Qué se recomienda?

  1. Evitá agregar extra sal en las comidas, por lo que no tengás un salero en la mesa.
  2. Utilizá hierbas y especias naturales para darle sabor a las comidas, por ejemplo, albahaca, romero, laurel, estragón, culantro, perejil, orégano, jengibre, ajo, tomillo, hierbabuena.
  3. Lavá todos los alimentos enlatados antes de consumirlos, así  podés reducir el exceso de sal que ellos contienen.
  4. Escojé alimentos enlatados bajos en sodio o sin sal agregada.
  5. Comé carnes magras, pollo sin piel, pescado, claras de huevo y atún en agua.
  6. La actividad física debe ser realizada en forma regular no menos de 3 veces por semana, con una duración de 45-60 minutos, se ha demostrado que incluso actividades cotidianas como ir en bicicleta al trabajo reducen el riesgo de padecer hipertensión y enfermedades cardio vasculares.

 

Si sos de las personas que come mucho afuera, tené en mente estos consejos que te ayudarán a comer rico sin excederte:

  • Recordá controlar tu porción, si las porciones vienen más grandes Compartílas!
  • Preguntá como es la preparación del platillo que vos escogiste e indicá que sea preparada sin sal agregada.
  • Según sea los ingredientes del aderezo, sustituílos por limón.
  • Seleccioná vegetales verdes y frutas.

¿Cuál es el mejor tratamiento?

El tratamiento debe ser ofrecido y supervisado por el personal médico especializado en este tipo de problemas, y tiene como objetivo controlar o eliminar aquellos factores, costumbres o hábitos que son capaces de desarrollar o complicar la enfermedad, pero sólo su médico tratante sabrá cuáles usar y en qué momento.

  • Para que su tratamiento sea efectivo, tómelo de acuerdo con las recomendaciones del médico tratante.
  • Aunque usted se sienta bien, por ningún motivo suspenda el tratamiento sin autorización del doctor.
  • Tampoco sustituya un medicamento por otro, ni acepte las recomendaciones de "amigos", puede ser peligroso.
  • Descubra al enemigo silencioso y contrólelo
  • La hipertensión o presión alta es para toda la vida pero, usted y su médico la pueden controlar oportunamente.
  • Tómese la presión periódicamente, siga correctamente el tratamiento indicado y visite al médico con regularidad.
  • Estos son los factores fundamentales para que usted pueda vivir muchos años más.

 

Leé siempre las etiquetas nutricionales de los alimentos, y verificá la cantidad de sodio que el mismo contiene. Formar el hábito de reducir el consumo de sal agregada mejorará tu salud cardiovascular.

 

Fuente 1, 2, 3

Te recomendamos:

Escribir comentario

Comentarios: 0