PILATES EN EL EMBARAZO

Karen Obando

Lcda. en Fisioterapia e Instructora Balance Body


El método Pilates es uno de los más recomendados para esta etapa, ya que se realizan movimientos controlados, fluidos y con precisión evitando así el riesgo de una lesión


El embarazo es una etapa maravillosa en la vida de la mujer, sin embargo, trae cambios a nivel hormonal, físico y social.

Dentro de los cambios físicos más comunes que podemos encontrar son:

  1. Alteración importante en la postura,
  2. Aumento de peso progresivo,
  3. Cambio en las curvaturas naturales de la columna,
  4. Aumento en el perímetro del tórax, cintura, cadera, y ello nos lleva a un desplazamiento del centro de gravedad  produciéndose un ajuste postural.

Según estudios recientes, han dado a conocer algunas recomendaciones importantes durante el embarazo y después del mismo, esto con el fin de motivar a las mujeres a mantenerse activas y en buen estado físico  durante la etapa del embarazo.

 

Se recomienda que deben realizar ejercicio al menos 30 minutos diarias con moderación, y de bajo impacto es por eso que el método Pilates es uno de los más recomendados para esta etapa, ya que se realizan movimientos controlados, fluidos y con precisión evitando así el riesgo de una lesión.

Beneficios durante el embarazo

  • Mejora la postura por medio de la concentración, movimientos controlados que generan una mayor consciencia corporal.
  • Se realiza un trabajo integral del cuerpo y no sólo un musculo.
  • Se produce mayor flexibilidad de los tejidos, por medio de los estiramientos.
  • La respiración coordinada, produce mayor oxigenación a los músculos logrando mayor activación.
  • Nos ayuda a fortalecer la faja abdominal (transverso abdominal, multifidos, piso pélvico y diafragma) generando mayor estabilidad de la columna vertebral.
  • Mejora la tolerancia a la fatiga.
  • Disminuye el dolor lumbar y la incontinencia urinaria.
  • Mejora la fuerza muscular.
  • Mejora la movilidad articular
  • Mejora la circulación en las piernas previniendo los espasmos musculares y disminuyendo el riesgo de formación de varices.
  • Promueve la relación muscular, estado emocional y buen estado físico en general.

PrecaucionesNo se debe de realizar ningún método de entrenamiento sin la autorización  previa del médico ginecobstetra, y lo ideal es realizarlo apartir del primer trimestre de embarazo.

 

Es importante realizar ejercicio físico antes del embarazo, esto con el fin de preparar el cuerpo para la carga física y mental, en general realizar ejercicio nos ayuda a tener un estilo de vida saludable disminuyendo los riesgo de padecer enfermedades o en el caso del embarazo complicaciones futuras.

 

Lo más recomendado es que ya existiera un entrenamiento previo al embarazo, si no has realizado ningún tipo de ejercicio antes del embarazo no es recomendado experimentar cambios, y lo ideal es que lo realicés con un instructor certificado, debido a que los ejercicios en Pilates necesitan  modificaciones importantes para evitar riesgos.

 

Está contraindicado en pacientes con preeclampcia, crecimiento intrauterino retardado, hemorragias, sospecha de sufrimiento fetal, insuficiencia cardiaca o placenta previa.

 

La práctica de Pilates te ayudará a preparárte aún después del embarazo ayudándote a ganar más energía para todas las tareas que vos debás realizar a futuro.

 

Te recomendamos:


Licda. Karen Obando Ledezma

 

Licenciada en terapia física, Karen Obando Ledezma.
Instructora de Pilates Balance Body
Prescripción del ejercicio Universidad Santa Paula
Functional  Instructor Jr.  IHP
Instructora de clases grupales 360° training ,TRX.


Escribir comentario

Comentarios: 0